Lumbalgia y fisioterapia

La lumbalgia es la patología con más prevalencia en la población adulta española. Se estima que un 44.8% de la población mayor de 20 años va a sufrir un periodo de dolor lumbar en un periodo de 6 meses. La fisioterapia mejora la calidad de vida de los pacientes que sufren lumbalgia evitando, en la mayoría de casos, que la patología se quede crónica reduciendo el dolor, aumentando la movilidad articular, mejorando la higiene postural y biomecánica.

¿Qué es la lumbalgia?

La lumbalgia es un dolor localizado en la parte inferior del raquis. Su origen está relacionado con la columna vertebral y su sistema musculo-esquelético.

Causas que provocan la lumbalgia

El dolor lumbar puede venir provocado por:

  • Traumatismos
  • Fracturas
  • Enfermedades reumáticas
  • Inflamación
  • Compresión nerviosa
  • Origen mecánico: escoliosis, contracturas, puntos gatillo y dolores referidos, degeneración del disco articular…

Síntomas de la lumbalgia

Los pacientes con lumbalgia suelen presentar dolor local o irradiado en la zona baja de la columna, en muchas ocasiones se acompaña de sobrecargas musculares. En ocasiones puede venir un aumento de dolor con el movimiento o grandes esfuerzos. Si sufres cualquier sintomatología de este tipo, puede ser que se trate de este tipo de lesión.

Tratamiento de la lumbalgia con fisioterapia

El tratamiento más eficaz es la prevención ya que se estima que el 80% de la población adulta ha tenido o tendrá algún episodio de dolor lumbar. Por eso, es necesario mantener un buen tono muscular de la zona abdominal y lumbar ejercitando, sobretodo, la musculatura profunda que es la que nos proporcionará estabilidad.

Por lo tanto, para evitar esta patología lo recomendables es mantener nuestra musculatura activa llevando a cabo ejercicios terapéuticos y realizando el mayor movimiento posible sin generar una sobrecarga, evitando los periodos de reposo y sedentarismo. De esta manera, normalizaremos la lumbalgia y podremos volver a nuestro ritmo de vida lo antes posible.

Para relajar la musculatura en los momentos de dolor agudo, nos podremos aplicar calor local en la zona lumbar, durante 15-20min, intentando no excederlos. Seguidamente es recomendable realizar estiramientos suaves de la siguiente musculatura: Cuadrado lumbar, psoas, glúteos y piramidal.

Además, la higiene postural juega un papel muy importante en el dolor lumbar por lo que mantener una buena biomecánica durante el trabajo y el ejercicio físico es fundamental.

Es necesario fortalecer la musculatura profunda de nuestro raquis ya que dicha estructura se encarga de proporcionarnos sujeción y estabilidad en el tronco. Se recomienda acudir a profesionales de la salud para realizar un plan progresivo de fortalecimiento muscular después de haber pasado el episodio agudo de dolor lumbar.

Técnicas de fisioterapia para mejorar la lumbalgia

La fisioterapia forma un buen aliado para combatir la lumbalgia y en la mayoría de los casos se ayuda de las siguientes técnicas:

  • Masoterapia
  • Cinesiterapia
  • TENS
  • Diatermia
  • Ultrasonidos
  • Infrarrojos
  • Punción seca

Si estás sufriendo episodios de lumbalgia y necesitas iniciar algún tipo de tratamiento, puedes contactar con nosotros para pedir una cita.

Deja un comentario

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Necesitas ayuda?