Los Músculos: Funciones y tipos

Los músculos y sus tipos
Comparte este artículo

El músculo es un órgano formado por una serie de células especializadas que determina la forma y el contorno de nuestro cuerpo. En su conjunto forma el sistema muscular, cuyas funciones son la estabilización del cuerpo, regular el volumen de los órganos, movilizar diferentes sustancias dentro del cuerpo y generar la temperatura optima para el buen funcionamiento del organismo.

¿Cómo están formados los músculos?

Los músculos están formados por un conjunto de fibras y, a su vez, de miofibrillas que se agrupan en haces musculares que son controlados por el sistema nervioso. Gracias a este sistema, nuestro cuerpo es capaz de realizar los movimientos de la vida cotidiana, respirar, o realizar la digestión.

Según la fibra muscular, se diferencia entre:

  • Tejido muscular cardiaco (controlan la función del corazón).
  • Tejido muscular liso (controlado por el sistema nervioso autónomo y que realizan las funciones involuntarias digestivas, respiratorias, etc).
  • Tejido muscular estriado (comprenden los músculos controlados de forma autónoma para realizar movimientos voluntarios, correr, escribir, etc.).

¿Qué es la musculatura esquelética?

La musculatura esquelética es la que usamos a la hora de hacer deporte o cualquier función voluntaria de nuestro cuerpo. En ella encontramos diferentes tipos de músculos según su contracción.

1. Músculos agonistas

Aquellos que, gracias a su contracción, se produce un movimiento específico y concreto. La contracción de un músculo agonista puede ser concéntrica ( contracción a favor del movimiento como chutar un balón), isométrica ( contracción sin movimiento aparente articular) y excéntrica ( el músculo se contrae al mismo tiempo que se elonga).

2. Músculos antagonistas

Aquellos músculos que realizan la acción contraria a los agonistas, es decir, se relajan para permitir el movimiento articular.

3. Músculos sinergistas

Aquellos músculos que ayudan a los agonistas a realizar un movimiento más certero. Su función es parecida a los agonistas pero no desencadenan un papel principal, sino que estabilizan.

Prevención de lesiones en el tejido muscular

Para prevenir lesiones en nuestro tejido muscular, sea cual sea la contracción que realizamos en ese momento, tenemos que conservar un buen estado elástico de nuestros músculos, un tono adecuado de los mismos y buen equilibrio muscular entre agonistas y antagonistas para la correcta ejecución de movimientos evitando así que algunas de estas estructuras acabe sufriendo alguna disfunción.

Artículos recomendados
¿Necesitas cita con un especialista?
Contacta con nosotros para obtener más información sobre los temas de nuestro blog o para pedir cita con un especialista
policlínica omega
× ¿Necesitas ayuda?