Terapia EMDR

La terapia EMDR (Eye Movement Desensibilization and Reprocessing) pone el foco en el paciente. Se centra en las emociones, cogniciones y sensaciones angustiosas que la persona está viviendo y que la mantienen en un bloqueo emocional a consecuencia de experiencias traumáticas, como son: fallecimientos, agresiones, separaciones, abusos, accidentes, abandonos, vínculos afectivos negativos, y otros. Por lo general, el bloqueo emocional sostenido en el tiempo termina por convertirse en problemas o trastornos emocionales  graves.

El objetivo principal es mejorar el bienestar personal mediante la resolución adaptativa de las experiencias difíciles y traumáticas en la vida de la persona.

La terapia EMDR se fundamenta en la capacidad de reprocesamiento de la experiencia. Esto significa que la persona afronta un proceso reflexivo de insight (“darse cuenta de”), donde la experiencia traumática se transforma, generando un cambio beneficioso en las creencias autolimitantes y los síntomas físicos y emocionales que perturban la vida cotidiana del paciente.

Desde la terapia EMDR se abordan tres aspectos básicos para alcanzar el desbloqueo emocional y cognitivo:

  • Pasado: Experiencias de vida temprana.
  • Presente: Experiencias estresantes del presente.
  • Futuro: Pensamientos y comportamientos deseados para el futuro.

El terapeuta especialista en EMDR ofrece un espacio seguro y respetuoso donde acompañar, orientar y ayudar al paciente en su proceso de curación.

Francine Shapiro, doctora en psicología e investigadora en el M.R.I (Instituto de Investigación Mental) de California, fue la fundadora de la terapia EMDR. Es una terapia avalada y recomendada por la OMS y la Guía de Práctica Clínica de la APA (Asociación Americana de Psiquiatría) para el tratamiento eficaz del TEPT (trastorno de estrés postraumático). Además, se ha demostrado la eficacia del EMDR para el tratamiento de duelos, fobias, trastornos de ansiedad, TOC, trastornos alimentarios, trastornos somatoformes, adicciones y trastornos de la infancia y la adolescencia.

Categories : Psicología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *