Distimia: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Distimia, causas, síntomas y tratamiento
Comparte este artículo
La distimia es un tipo crónico de depresión. En este artículo te vamos a contar todo lo que sabemos sobre este trastorno depresivo persistente.

La distimia es un trastorno afectivo, se caracteriza por largos períodos de gran tristeza. Su inicio comienza habitualmente en la juventud. Actualmente, afecta a un 2% de la población, las estadísticas dicen que afecta 5 veces más a las mujeres que a los hombres.

¿Cuáles son los síntomas de la distimia?

La evolución es diferente en cada persona, destaca la presencia de un ánimo deprimido durante al menos dos años, fatiga, falta de concentración y memoria, alteraciones en alimentación y sueño, autoestima baja y poca interacción social. El 75% de los pacientes padecen algún otro trastorno o enfermedad crónica (dolencia física, drogadicción u otros desórdenes).

¿Cómo saber si tienes distimia?

Si crees que puedes padecer este trastorno emocional, debes evitar auto diagnosticarte. Es muy importante que un profesional descarte otros trastornos, afecciones o deficiencias vitamínicas que se pueden confundir y que acompañe para un correcto tratamiento.

¿Crees que sufres distimia?
Consulta con uno de nuestros psicólogos en una cita online

Posibles causas de la distimia

Hoy en día, no se ha podido determinar un origen concreto, pudiendo ser genético.

Acontecimientos traumáticos o situaciones que generen mucho estrés, incluso procesos químicos que producen cambios en los neurotransmisores de nuestro cerebro alterando la estabilidad de estado ánimo pueden ser causantes de este trastorno depresivo.

Factores de riesgo

No todos tenemos las mismas posibilidades de padecer este trastorno. La distimia afecta a personas que ya tienen antecedentes familiares y que están o han estado sometidas a situaciones de gran estrés y ansiedad emocional.

Existen tipos de personalidad, que hacen estar más expuestos a sentimientos negativos

Cómo prevenir la distimia

El diagnóstico requiere especial atención para ser detectado y diferenciado de otras entidades (depresión mayor, trastornos de personalidad, uso de sustancias y medicamentos).

Al no ser tan visible a veces no se detecta y no se trata, esto implica vivir constantemente en una tristeza y desánimo que pueden afectar a la vida laboral, familiar y personal, derivando en depresión mayor.

Complicaciones

No hay ninguna medida que asegure al 100% prevenir la distimia.

Identificarla y solicitar ayuda al principio, los hábitos saludables en alimentación, descanso, actividad física, no consumir tóxicos, apoyarse en amigos y familiares, trabajar la autoestima, regular nuestras emociones y controlar el estrés evita que empeoren los síntomas.

Para evitar recaídas no descartar la posibilidad de disponer de un tratamiento a largo plazo.

¿Cómo diferenciar entre la distimia y la depresión?

La edad de inicio de la distimia suele tener lugar en la niñez o adolescencia, mientras que la depresión se desarrolla entre los 30 y 40 años.


La gravedad e intensidad de los síntomas es menor, no incluye falta de interés por experimentar placer, pensamientos suicidas, agitación o lentitud motora, que hacen que la depresión suponga un mayor peligro para nuestra salud.


El curso de la distimia es crónico, es más leve, pero de larga duración, mínimo dos años, la depresión suele durar semanas o pocos meses.

Artículos recomendados
¿Necesitas cita con un especialista?
Contacta con nosotros para obtener más información sobre los temas de nuestro blog o para pedir cita con un especialista
policlínica omega

¿Necesitas ayuda psicológica?

¿Quieres una cita con Natalia Van Abshoven? Solicita una cita presencial u online con una de nuestras psicólogas.


    He leído y acepto la política de privacidad

    Le informamos que los datos de carácter personal proporcionados a través del presente formulario, serán tratados por POLICLÍNICA OMEGA como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es la de la prestación del servicio que solicite en el presente, y en su caso, el envío de comunicaciones comerciales que pudieran ser de su interés. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Le informamos que los datos facilitados estarán ubicados en los servidores con medidas de seguridad según NRGPD y Ley 3/2018. Usted, como interesado podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, así como el de portabilidad, limitación y retirada, utilizando los formularios habilitados que disponemos para ellos o bien dirigir un email a info@policlinicaomega.com, así como el derecho de presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de privacidad
    Marque la casilla, si desea recibir información sobre nuestros servicios y/o productos.

    Información de contacto

    × ¿Necesitas ayuda?