Cómo vencer el miedo al fracaso

miedo al fracaso
Comparte este artículo

Diariamente hablamos del fracaso o del miedo a fracasar. Este miedo aparece en distintas esferas de nuestras vidas: en el ámbito personal, social, laboral o profesional. Pero, ¿qué significa realmente fracasar?

¿Qué significa fracasar?

Inconscientemente tendemos a pensar que hemos fracasado cuando no alcanzamos un objetivo que nosotros mismos, otras personas o la sociedad nos ha impuesto. Por ejemplo, un examen que no sale como esperamos, un negocio que fracasa, la elección de una carrera o módulo profesional que no nos gusta, etc. En definitiva, cuando hablamos de fracaso nos referimos a la obtención de un resultado inesperado

De hecho, solemos dictaminar si una persona triunfa o fracasa por el resultado obtenido, pero, ¿qué hay del proceso?

Supongamos que una persona se ha presentado a unas oposiciones muy competitivas, ha realizado una planificación detallada para estudiar todas las materias, ha dedicado muchas horas a la preparación, ha sido perseverante y su esfuerzo ha sido destacado, pero no obtiene plaza profesional. ¿Esta persona ha fracasado? Quizás el resultado no haya sido el esperado, pero si contemplamos el proceso, en el que esta persona ha puesto todo su empeño en obtener una buena calificación, esta persona ha triunfado.

¿Cometer errores es fracasar?

Los errores forman parte de la vida humana y no implican necesariamente un fracaso, pero tendemos a interpretarlos de ese modo. En estas circunstancias podemos interpretar el suceso de manera catastrófica o realizar una reinterpretación positiva, extraer el aprendizaje y poner en marcha un plan para obtener un resultado más favorable en la siguiente ocasión. 

Céntrate en aquello que puedas controlar y relativiza lo incontrolable

Cuando tomamos cualquier decisión en nuestra vida, nos sometemos a una entrevista de trabajo o realizamos un examen, hay ciertos factores que podemos controlar. Sin embargo, otros escapan de nuestro control.

El locus de control es un concepto usado en psicología que hace referencia al grado en el que las personas creen tener el control sobre los sucesos de su vida (Rotter, 1966). Por un lado, tenemos el locus de control externo, que consiste en atribuir los sucesos de la vida a la suerte, o a cualquier otro factor externo. Por otro lado, el locus de control interno es la tendencia a atribuir los sucesos al esfuerzo, la constancia y a habilidades o variables personales del individuo. Un locus de control interno nos puede ayudar a establecer objetivos realistas de aquellos factores de los que poseemos el control. 

Cómo superar el miedo al fracaso

1. Evalúa objetivamente la situación

¿Qué quieres conseguir? 

2. Establece metas realistas para tus objetivos

Establece objetivos contemplando todas las variables posibles (controlables y no controlables).

3. Identifica la causa del miedo

¿Qué te frena a tomar una determinada decisión? ¿Este miedo se basa en experiencias previas? ¿Pueden servirte los aprendizajes de experiencias anteriores para poner en marcha un plan y alcanzar tu objetivo?

4. Si fracasas no pasa nada

Al embarcarnos en cualquier proyecto o decisión importante debemos contemplar todas las posibilidades (tanto positivas como negativas). Ajustar las expectativas nos va a ayudar a disminuir nuestra frustración si el resultado no es el esperado.

5. Evita pensamientos extremos

Evita pensamientos catastrofistas como: “nunca seré capaz”, “no soy lo suficientemente bueno”, “siempre tomo decisiones equivocadas”. Intenta reemplazarlos por otros pensamientos que se centran en soluciones: “esta materia me resulta complicada, me esforzaré más”, “haré lo posible por conseguir mi objetivo”.

El diálogo que tenemos con nosotros mismos determina nuestras emociones y, consecuentemente, nuestras acciones.

6. Céntrate en logros anteriores

Reflexiona sobre otras situaciones u objetivos que hayas conseguido y de los que te sientas orgulloso. ¿Qué habilidades personales pusiste en marcha para conseguir dicho resultado? 

Bibliografía

Rotter, J. B. (1966). Generalized expectancies for internal versus external control of reinforcement. Psychological Monographs, 80, 1-28. https://doi.org/10.1037/h0092976

Artículos recomendados
¿Necesitas cita con un especialista?
Contacta con nosotros para obtener más información sobre los temas de nuestro blog o para pedir cita con un especialista
policlínica omega

¿Necesitas ayuda psicológica?

¿Quieres una cita con Miriam Rodriguez? Solicita una cita presencial u online con una de nuestras psicólogas.


    He leído y acepto la política de privacidad

    Le informamos que los datos de carácter personal proporcionados a través del presente formulario, serán tratados por POLICLÍNICA OMEGA como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es la de la prestación del servicio que solicite en el presente, y en su caso, el envío de comunicaciones comerciales que pudieran ser de su interés. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Le informamos que los datos facilitados estarán ubicados en los servidores con medidas de seguridad según NRGPD y Ley 3/2018. Usted, como interesado podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, así como el de portabilidad, limitación y retirada, utilizando los formularios habilitados que disponemos para ellos o bien dirigir un email a info@policlinicaomega.com, así como el derecho de presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de privacidad
    Marque la casilla, si desea recibir información sobre nuestros servicios y/o productos.

    Información de contacto

    × ¿Necesitas ayuda?