Lesiones más comunes haciendo crossfit

Lesiones en crossfit
Comparte este artículo

El Cross Fit es un sistema de entrenamiento físico basado en ejercicios que varían de forma constante, con movimientos funcionales a alta intensidad.

El objetivo de este deporte es mejorar ciertas capacidades físicas como la resistencia cardiovascular y energética, la potencia, la fuerza, la coordinación, el equilibrio, etc.

¿Es fácil lesionarse haciendo crossfit?

En sí, este deporte no tiene porque ser lesivo. Es importante realizar los ejercicios con buena técnica, incluso con supervisión de un profesional que ayude a mejorar la ejecución de los ejercicios; respetar los tiempos de descanso y aumento de cargas de forma muy progresiva entre otras.

Listado de lesiones más comunes en crossfit

Lesiones de hombro

En esta articulación, abundan las disfunciones tendinosas y ligamentarias. Por ejemplo en el tendón del manguito rotador, a causa de no respetar las cargas progresivas, o el descanso. Contracturas/ sobrecargas en pectoral mayor y menor, que provoca anterioridades de la articulación que pueden repercutir en zona dorsal y cervical.

Lesiones de espalda

Abundan las lesiones de la zona lumbar, debido a extensiones repetitivas y pesos excesivos en ciertos ejercicios. También a nivel cervical a consecuencia de levantamiento de pesos altos y poco descanso.

Lesiones de piernas

En este área pueden producirse desde roturas musculares a causa de ejercicios explosivos, tendinitis en tendones como el rotuliano o el Aquiles. Las causas, en la mayoría de ocaciones son producidas por lo mismo: poco descanso, entrenamientos demasiado intensos o no realizar una progresión saludable de las cargas.

¿Cómo prevenir las lesiones en crossfit?

Para evitar las lesiones de cualquier tipo a la hora de realizar los ejercicios que componen este deporte es necesario:

  • Realizar los ejercicios con buena técnica y si se pudiera, supervisados por un profesional.
  • Establecer un programa de entrenamiento en los que se puedan distribuir las cargas de forma correcta y progresiva.
  • Aplicar un buen descanso entre entrenos.
  • Acompañar la actividad física con una buena alimentación con el fin de aportar los nutrientes necesarios a los tejidos trabajados.
  • Realizar buenos calentamientos previos al inicio del entreno.
  • Acudir a fisioterapia para mejorar la elasticidad y reducir la tensión muscular sobre las articulaciones con el fin de mejorar el rendimiento y evitar lesiones.
Artículos recomendados
¿Necesitas cita con un especialista?
Contacta con nosotros para obtener más información sobre los temas de nuestro blog o para pedir cita con un especialista
policlínica omega
× ¿Necesitas ayuda?